Nuestro modelo de negocio

Edrington es un negocio que tiene su oficina central en Escocia pero su composición es internacional. Con más de un 60% de los trabajadores en el extranjero, centra su objetivo firmemente en las oportunidades de desarrollo internacional de sus marcas de bebidas espirituosas premium.

El modelo de negocio de la empresa siempre ha tenido la responsabilidad social en su corazón. Cuando las hermanas Robertson transfirieron su participación, y por lo tanto su propiedad, en Edrington a la recién formada Fundación Robertson en 1961, su ingenio hizo asegurar que Edrington permaneciera independiente y que su historia de filantropía continuase.

Su legado se mantiene vivísimo en la comunidad internacional de Edrington, en donde la empresa dona una parte de sus beneficios a buenas causas elegidas por los propios trabajadores en las oficinas en el extranjero.

 

La empresa cree que este modelo distingue a Edrington de su competencia. Los fuertes valores de la organización son complementados por sus valoradísimas marcas premium. Edrington es una empresa creadora de marcas que cuenta con un sólido historial a la hora de invertir, tanto en el marketing de consumidores como en los activos operativos, con tal de acercar dichas marcas a los consumidores. The Macallan, Brugal, The Famous Grouse, Cutty Sark y Highland Park se han beneficiado todas de una inversión a largo plazo para hacerlas crecer por delante de sus categorías.

La gente es el ingrediente final en el modelo de negocio. La gente de Edrington es gente con un espíritu emprendedor. Disfrutan de una flexibilidad otorgada por una toma de decisiones corta. Al tratarse de una propiedad privada, Edrington puede ser rápida con la toma de decisiones pero planea a largo plazo.

Con su única estructura de propiedad, sus envidiadas marcas y sus emprendedores trabajadores, Edrington sigue siendo una inconfundible potencia independiente de bebidas espirituosas premium.